30 noviembre 2010

#DAE' ; Sinopsis+ Introducción + Capítulo 1





¿Que voy hacer contigo amor?  
¿amarte y respetarte¿
¿hasta que la muerte me haga olvidarte?
¿o tendré que resignarme
a quererte un despues de que deje de respirar?
estoy destinado a llorar
por ti, por lo que no fue
por lo que siempre soñé.
Tóvlez


''EXPLICACIÓN'':
Ante todo quiero decir en que me baso para escribir esta novela.
He querido hacer una especie de libro basado en mi vida, mezclándola con situaciones que yo misma he inventado y que perfectamente pueden darse en la vida de los adolescentes; esto lo he añadido para darle emoción,acción y suspense a mi pequeña novela.


SINOPSIS DE LA HISTORIA:
Mia Kendan es una niña de 15 años, nativa de California, que continuó su vida en Madrid desde sus tres años de edad.Desde que tenía 7 años ha vivido con su madre y su hermana, sin un padre a su lado. Ella lleva una vida completamente normal, pero de repente le sucede algo que le cambiará la vida, ¿o quizás no? .
INTRODUCCIÓN:
Bueno, voy a empezar por contaros un poco sobre mí.
Mi nombre es Mia; Mia Kèndan, os preguntaréis de quien o de donde me proviene ese apellido. Pues bien resulta que mi madre y mi padre son natos de Estados Unidos, concretamente de California, bueno… mi padre era… Murió cuando tenía 7 años.
.Viví en California muy poco tiempo, cuando tenía tan sólo 3 años, nos mudamos a Las Rozas, un pueblo de Madrid, prácticamente me he criado aquí. Aunque no lo e mencionado hasta ahora tengo una hermana mayor. Se llama Liz y tiene 19 años.
Tengo muchos amigos, pero los más destacados son Alice, Álvaro, Sara y Lily.
Actualmente estudio 4º de la E.S.O con lo cual, tengo 15 años.


CAPITULO 1:
*ImAgInÁndote
C
omo de costumbre estaba aburrida en mi habitación escuchando música, fuera hacía fresco y el cielo estaba totalmente anubarrado. Menos mal que pronto iba a llegar la hora a la que quedamos para jugar nuestra partida de bolos como todos los viernes.
Mientras escuchaba música entusiasmadamente, me pareció oír un grito a lo lejos, pero no le presté atención. Tampoco es que me importe mucho la verdad… .Ese grito se desvaneció pero escuché otro que venía subiendo las escaleras, me dí tal susto que pegué un salto de la cama con el corazón encogido.
-Miaaaa!  –Restalló una voz chillona e insoportable-. ¿Eres tonta, sorda o que te sucede?-Sí, es mi adorable y encantadora hermana-.¡Que te están llamando por teléfono!.
-Perdona guapa, ni soy tonta, ni soy sorda y no me sucede nada –Respondí de mala gana-. ¿Sí?- Dije hablando por el teléfono-. ¡Ah, hola Lily! ¿No me irás a decir que no te dejan venir, verdad?. Porque sabes que no puedes faltar a la bolera, que si falta alguien ya no es lo mismo, es más cuanto más gente…-No me dejó de acabar la frase-.
-¡Shh Shh! Tranquila chiquilla que si que voy, te llamaba para preguntarte si te importa que venga un amigo.
-Ahhh… de modo que es eso… No, no, claro que no me importa, por mí puede venir sin problemas.
-Valee -Respondió contenta a través del aparato-.Bueno voy a llamar a los demás, nos vemos en la estación de autobuses. Adiós, te quiero guapa.
-Adiós , yo también te quiero.
Cuando solté el teléfono me volví a poner mis auriculares y me quedé pensando en como lo pasaríamos esta tarde.


No me lo podía creer… ¡eran ya las 5:00!. Corriendo por las escaleras, bajando los escalones de dos en dos, llegué al primer piso y me dirigí a toda velocidad hacia el baño, me dí una ducha más rápido que un coche de fórmula 1 coje una curva, me peiné y volví a subir a mi habitación para vestirme.
Nuevo récord eran las 5:15 y ya estaba lista para salir.
-Mamá me marcho ya a la bolera, ¿vale?.
-Vale, ten cuidadito, ¿llevas el móvil?, ¿as cogido dinero?, ¿con quién vas?..-El interrogatorio de la salida de casa...-.
Mamá!, tranquila hija, que no me voy a Cuba ni nada de eso, que voy a aquí al lado chiquilla… ¡Tengo ya 15 años!
-Pues por eso mismo que tienes 15 años, tienes que controlarte. Adiós anda.
-Si mamá..Adiós-Le dije dándole un beso en la mejilla.
Ya se me ha vuelto a hacer tarde por culpa de las charlitas de salida de esta mujer… En fin tendré que correr como siempre.
Empecé a correr por todas las calles lo más rápido que podía para llegar a tiempo a la estación. Bien… llegué a tiempo, allí estaban todos esperándome y yo, llegando la última como siempre claro está.
-¡Holaa Miaa!-Gritaron todos casi al unísono-.
-¡Holaa!, respondí con una sonrisa de oreja a oreja.
Me quedé mirando a un chico que no conocía, se supone que sería el amigo de Lily.
Sí, sí debe de ser él… si no que otro iba a ser, oissh ¡que guapo es!,seguro que tiene novia..- Pensé quedándome embobada mirándole-.
-Mia,¿Mia?.¿Estás bien?.-Me preguntó Lily riéndose.
-¿Qué,que,que,que?-Dije sonrojada-.Dime Lily.
-Que te presento a Jason, el amigo que dije que vendría.
-Hola,¿Qué tal?.- Me dijo sonriendo.
-Ho,Hola.-Dije con un hilo de voz aún avergonzada.-Muy bien, ¿y tú?.
-Yo después de conocerte, muy bien.
-¡Uhhhhh!-Sonó de fondo-.
-Ja,ja. Que graciosos que sois.-Dije todavía más avergonzada-.
Dios, que mal lo estaba pasando…
Bien Mia, bien ahora pensará que eres una estúpida y no querrá ni mirarte a la cara. Pero…a mí que mas me da, si lo acabo de conocer.-Pensé.
Por fin llegó el autobús.-Mi salvación-. Nos montamos todos en el autobús, me senté y le hice un gesto a Sara con la mano para que se sentase a mi lado. Pero ella se hizo la tonta y se sentó en otro sillón.
No me lo puedo creer, ¿tanto se me a notado el atontamiento con Jason que lo han notado todos?. Que vergüenza dios.
Espera, espera esto no puede ser verdad, viene hacia aquí.
-Hola,¿esta libre?-Dijo sonriéndo y sentándose al mismo tiempo-.
-Tú siéntate ¿eh?, como si estuvieses en tu casa.-Ambos nos reímos-.
-Y bien, Mia, ¿eres de aquí? No te he visto nunca por Las Rozas.
-Sí soy de aquí, bueno en realidad no; nací en California y estuve viviendo allí hasta los tres años que nos mudamos aquí.
-Ah bueno, pero entonces llevas aquí mucho tiempo.
-Sí prácticamente toda mi vida.
-Pues no tienes nada de acento..y cuéntame… ¿fue difícil adaptarte a España?
-Hombre sobre el acento date cuenta que con 3 años se sabe decir cuatro palabras y media, como quién dice, y como cuando llegamos mis padres decidieron hablar sólo en español, pues lo que aprendí mas adelante fueron cosas en español.
-Ah claro. ¿Por lo que se ve hablas mucho no?.-Rió-.Chiquilla desde que nos hemos montado en el autobús no as sacado tema de conversación.
-Pues la verdad que soy tímida y… ¿Cómo quieres que saque tema si es que no te callas?.
-Dios, ay dios lo que me a dicho.¿Te parece bonito empezar así?
-Que no hombre sabes que estoy de broma.
¿Ya habíamos llegado a la bolera? El tiempo había pasado exageradamente rápido.
Cuando entramos en la bolera estaba en la primera mesa el grupito de ’Sandra and Company’’, como nosotros les llamábamos y como no, se nos quedaron mirando de arriba a bajo, cuchicheando y riéndose por lo bajinis. Como los odiaba y sobre todo a las chicas, es que de verdad, si la conocierais me entederiais, son las típicas estas que parecen Barbies en lugar de personas.
-Ufff otra vez con las dichosas miraditas…-Dijo Alex.-Es que no las aguanto, es que no sé como se aguantan entre ellos, es más no sé como los aguantaran sus padres.
Reímos todos mientras los del otro grupito nos miraban con caras de pocos amigos.
Una vez mas las chicas íbamos arrasando la partida y eso a los chicos les sacaba de sus casillas.
-Vaya… parece que vais perdiendo, una vez más…-Dijo Alice y los chicos nos miraron…nada bien la verdad-.
-¡Último tiro para las chicas!-Dijo Álvaro gritando-
-Aprended de una maestra-Vacilaba Sara mientras se dirigía a la pista-.
Entonces se oyó la odiosa e inconfundible voz de Sandra…
-¡Já! ¿que te crees mejor que yo o qué?.
Entonces muy chula ella, con su manicura francesa, su ropa de marca y su pelo intacto se acercaba a la pista para, según decía ella, enseñarnos como se hace.
Justo cuando iba a soltar la bola se le quedó el dedo encajado en las ranuras, era tal su entusiasmo por hacer un pleno que pensaba lanzar la bola con todas sus fuerzas de tal manera que salió disparada por los aires detrás de la bola. Era increíble había llegado deslizándose por el suelo casi ala mitad de la pista.
De repente se hizo un profundo silencio en la sala que no tardó mucho en convertirse en una orquesta de risas.Sandra se levantó como pudo, cuando la miré a la cara estaba roja como un tomate. No veas como se puso cuando vio que los de su grupo también se estaban riendo; cogió sus cosas y se marchó corriendo de la bolera.
La ‘’perfecta’’ Sandra se había pegado un ostión del quince, me reí tanto que se me saltaron un par de lágrimas. En realidad… me daba pena; no espera, no me daba pena, se lo tenía bien merecido por engreída y mala persona.
                                                                […]



1 comentario:

  1. Me encanta el libro que hasta ahora estás escribiendo. Mira si quieres,ya que soy un representante de la empresa LINDERRAE y tengo un nuevo proyecto en mente en el que podrías estar interesada . Bueno saludos. Este es el teléfono de la empresa, si te interesa llamame : 956620807

    ResponderEliminar

#Crea tu mundo en un instante.