05 diciembre 2010

#DAE' ; Capítulo 2


CAPITLO 2:
*Al MaLditO lUnEs, GrAn miércoles Le coNpeNsa
¡Riiingg,Riiiingg!
P
uaf, ya estaba sonando el maldito despertador,¿ya era de día?...
Me levanté de la cama haciendo un gran esfuerzo por no volver a caer en ella, me levanté mirando el suelo, había puesto primero el pie izquierdo en el suelo.
¿Significará eso algo ?bah, yo no creo en supersticiones. Me quité el pijama rápidamente para no estar mucho tiempo desnuda, hacía frío. Bajé a tomar el desayuno, genial, no había cereales.
-Mamá no hay cereales, ¿dónde está el pan?.
-Ai, se me olvidó comprar ayer cariño.
-Bueno no importa tomaré un zumo y ya está.
No penséis así, son unos simples cereales y un descuido por parte de mi madre eso no quería decir nada.
Iba andando por la calle y escuché un camión que se acercaba.
¡Splaash!
Justamente a mi lado había un enorme charco por el cual el camión paso por encima, y claro está me salpicó a mí, sólo a mí.
Por fin he llegado al insti, fuera de peligro-Pensé.-
A esto que voy andando por el pasillo principal, me tropezé con uno de los maceteros y sí, me caí,
Me encanta, ahora voy a ser la tonta que se tropezó delante de todos.
Cruzé los dedos mientras me dirigía a el tablón de notas.

No puede ser, había sacado un cuatro.
Vale, esto ya es demasiada casualidad, estoy empezando a creer en las dichosas supersticiones…
Cuando llegué a casa, esperaba que mi madre no se acordara de que hice el examen.Sí claro, mis ganas; en cuanto entré por la puerta le faltó tiempo para soplarme:
-Hola Mia, ¿Qué tal te han ido hoy las clases?
-¿Las clases? Me han ido fatal…las clases…y lo que no son las clases, se puede decir que he tenido un día completito vaya…
-¿Y el examen de matemáticas que?.
-Esto… sobre el examen…
-Uy,uy,uy; eso me suena… ¿que nota has sacado, Mia?
-Pues … un cuatro mami-Le dije recogiendo todo lo que mis ojos alcanzaban a ver.- 

En este momento me siento ridícula aciendole la pelota  a mi madre para intentar que no me castigue, bueno seré realista, eso es imposible es el segundo suspenso que traigo este semestre, al menos que el castigo sea mas leve.
-¿Cómo?¿otro cuatro Mia?¿de verdad piensas que eso es normal? Ya sabes lo que te espera supongo… Vas a estar castigada hasta que me traigas tres buenas notas.
-¿Treees? Pero si solo he cate…
-¿Encima me vas a replicar? A ver si no te voy a exigir sobresaliente.
-Perdona mamá…
Me fui a mi cuarto. Solo pensaba: MÚSICA … y, puede ser que la música es lo que hace que me relaje, que desconecte un poco de todo. Me dejé caer en mi cama, me coloqué los auriculares y puse R nd’ B a todo trapo.
Toc,toc,toc.
Mi madre asomó sigilosamente detras de la puerta.
-Hija, que estes castigada no significa que no puedas comer, baja a almorzar anda.
-No tengo apetito…
-Aunque no tengas apetito algo tendrás que comer, venga baja rápido.
Como pretenderá que me apetezca comer, después de todo lo que he pasado en una mañana…
En fin tuve que bajar a la cocina. Alaaa… como tenía tanta hambre encima había lentejas. Al cabo de estar un rato removiendo las lentejas comiéndome a penas un par de cucharadas, mi madre se levanto de un salto de la mesa y dijo:
-¡Niña , deja ya de marear tanto a las lentejas y comételas, que si has tenido un mal día te aguantas porque malos son todos mis días!
Ya está, esas palabras me crisparon los nervios.
-¡ Pues no me las voy a comer joder, que si no tengo apetito no tengo y punto!.
Revoleé la servilleta de malas maneras y salí corriendo por las escaleras.
-¡Esta niña esta descontrolada!-Retumbaba desde el piso de abajo.-
Uff…me he pasado, lo sé, ¿pero que queríais que hiciese?
Me pasé prácticamente toda la tarde en mi cuarto, sola, sin hacer nada.
                                          […]
-Antes de que acabe la clase os quiero decir dos cosas, las notas del examen y que mañana hay huelga de profesores, con lo cual…
-¡TOMA!- resonaron las vocecillas de la clase.-
-Esperaos… que no he acabado, con lo cual, eso no significa que no tengáis que venir pero que algunos de los profesores asistirán a la huelga y por tanto no vendrán al centro.
Llegué a mi casa ilusionada, mañana no tendría que ir a clase.
-Mia, ¿te han dicho algo acerca de la huelga?
-Si, que no es necesario ir a clase.
-¿Por qué mientes? Sé que faltan algunos profesores, pero todos no faltaran, además aunque falten todos vas y así aprovechas estudiando que te hace falta.
No dije ni una sola palabra, agaché la cabeza y me fui a mi cuarto.
                                             […]
Al día siguiente cuando entré al instituto me quedé pasmada, faltaba mucho mas de la mitad de todo el instituto. Bueno, y ya en mi clase… sólo estabamos el rarito de la clase y yo.
A tercera hora le pedí permiso a Gerardo, el  profesor de música que me dejara de tocar el piano en el salón de actos.
Me puse a tocar y de repente me acordé de que sabía tocar una canción acompañándola cantando. Empecé a cantar.
Well it's good to hear your voice
I hope your doing fine
And if you ever wonder,
I'm lonely here tonight
Lost here in this moment and time keeps slipping by
And if I could have just one wish
I'd have you by my side


Oooh, oh I miss you
Oooh, oh I need you

And I love you more than I did before
And if today I don't see your face
Nothing's changed, no one can take your place
It gets harder everyday

Say you love me more than you did before
And I'm sorry it's this way
But I'm coming home, I'll be coming home
And if you ask me I will stay, I will stay

Well I try to live without you
The tears fall from my eyes
I'm alone and I feel emp...
[ http://www.youtube.com/watch?v=1ZbjXY81sgs ]
Paré de repente de cantar y sonó una nota desafinada al soltar el dedo sobre la tecla. Que vergüenza, cuando me dio por mirar hacia las butacas había un hombre allí, sentado, escuchándome atentamente. El hombre se levantó y empezó a aplaudirme.
-¡Bravo! Me has dejado estupefacto, en mis diez años de dedicación, había oído nada igual.
-¿Estas de broma, verdad?
-¿De broma, pero que dices? Perdona si te ha molestado, por cierto, mi nombre es Juan José Puertas-Dijo extendiéndome una tarjeta en su mano.-
-¿¡Juan José Puertas?!Esto no puede ser cierto.
-¿Conoces mi nombre?
-¿Bromeas?¡¿Cómo no iba a conocerte?! Si eres el mejor productor musical de España. Es que debo de estar soñando, tanto estudiar me está afectando…
-Créeme… no estás soñando esto es muy real ¿tu nombre es…?.
-Mia kéndan-Le dije con un hilo de voz.-
-Mmmm… Mia kéndan suena bien, me gusta. Tú, Mia, tienes que trabajar con migo.
-Pues claro que tengo, es más debo, nunca perdería esta oportunidad. Usted dirá ¿cuándo empezamos?.
-Eso esta muy bien que estes entusiasmada. Pues… por mí, mañana mismo, alas 6 en mi estudio, en la tarjeta tienes la dirección.
-Vale-Dije toda llena de ilusión.- Estaré allí a las 5:30. ¡Que ilusión Juan José!
-Perfecto, chica puntual. Bueno nos vemos mañana, Adiós. ¡Ah! Y llámame Juanjo.
-Adíos, nos vemos mañana Juanjo.

Estaba radiante de felicidad, no me lo podía creer el mejor productor de toda España me había contratado, ansiaba llegar a casa y contarle la noticia a mamá y a Liz.
-¡Mamá¡,!Liz¡. No os vais a creer lo que me ha pasado hoy en el insti.
-Pues no, está claro que adivina no soy-Dijo Liz con una voz un tanto burlona-
-¿Qué es lo que te ha pasado hija?
-No tenía clase y fui a el salón de actos a tocar un rato el piano, me inspiré y empecé a cantar. Cuando levanté la vista del piano estaba allí Juan José Puertas, escuchándome impresionado.
-¿Y se puede saber quién es ese?
-Oh dios Liz, no me digas que no conoces a Juan José Puertas, si es el productor musical mas famoso de España. ¿y qué te a dicho cariño?-Dijo mi madre con los ojos saltados, que se le iban a salir de su órbita-
-Me ha dicho que nunca había oído una voz así y que quiere verme mañana en su estudio.
-¡Pero eso es fantástico! Papá y yo siempre decíamos que llegarías lejos con esa voz tan especial.
-Vaya, que guay ¿no Mia? Me alegro mucho por ti enana, sé que la música significa mucho para ti-Me dijo dándome un fuerte abrazo.-
-¿As visto? si yo sé que en el fondo me quieres-Le dije esbozando una gran sonrisa; mientras mi madre nos miraba sonriendo, una lágrima recorrió su cara. Mamá se unió a abrazo y nos espachurramos las tres durante un buen rato.
                                                     […]

Y allí estaba yo a las 5:30. Comencé a hacerme mil preguntas sin respuesta.
¿Cómo apareció en el insti justo ese día?¿Tardará mucho en llegar? Igual ni viene…¿Estaría este hombre tomándome el pelo?...
Cuando de repente lo vi, doblando la esquina, y no os estoy ablando de Juanjo, si no de Jason. Mi corazón empezó a latir más y más deprisa…
-Ei Mia, ¿Esperas a alguien?
-Mmmm la verda, sí espero a Juanjo Puertas.
-Ah,¿ y quien es, tu novio?.
-¿Mi novio?,jajaja, ¿qué dices hombre? Es un productor musical, me escuchó cantando en el insti y le gusté.
-Ah yo que sé, pero Mia ¡eso es fantástico! ¿y es muy famoso este productor?
-¿Qué si es famoso? Tanto como que es el mejor de España.
-¡Qué dices¡ Pues si que tienes que cantar bien entonces… a ver si algún día me cantas algo-Dijo en tono pillín.-
-Cuando tu quieras-Le dije sonriendo.-
-Perfecto, ¿quedamos mañana por la tarde?.
-Ufff, es que los viernes vamos a la bolera. Vente con nosotros igual que la última vez y no te preocupes que ya habrá mas días para cantarte-Le dije un poco avergonzada.-
-Me parece bien, ¿puedo ir con un amigo?
-Por supuesto.
-Hola chicos, siento interrumpiros pero tenemos mucho trabajo pendiente Mia-dijo una voz recién llegada.-
-Ah, ¡hola Juanjo!. Te presento a Jason.
-Encantado-se dijeron mutuamente.- no se preocupe yo ya me iba, cuídemela bien ¿eh?-dijo sonriendo.-
-Descuida.
-Adiós Jason te veo mañana a las 5 y media.
-Pues, hasta mañana entonces-Y me plantó un beso en la mejila.-
Caminé hasta la puerta del estudio con la cabeza agachada para que Juanjo no se diera cuenta de que estaba ruborizada.
Cuando entré en el estudio se me pusieron los vellos de punta, aquello era maravilloso.
-¿Y bien, te gusta?.
-No me gusta, me encanta.
-Me alegra que te guste por cierto,¿has estado esperando mucho tiempo?
-No mucho, además he estado haciéndome preguntas a mí misma.
-¿A si, y que te has preguntado?.
-Pues principalmente, que no me explico como entró en el salón de actos justo cuando yo estaba cantando.
-Curioso,¿cierto?. Pues mira yo llevo mas de un mes buscando jóvenes talentos, y que mejor sitio para hacerlo que en los institutos, he estado en muchos y de hecho he oído a algunos bastante bueno, pero estaban digamos obligados a cantar, yo convocaba una prueba y a los que le apetecieran pues se presentaban. No lo hacían de forma natural, solos, que es como mejor se conoce la voz y cuando entré en tu instituto, al caminar por el pasillo oí tu voz y entré silenciosamente para oirte bien.Y eso de que justo en ese mismo momento estuvieses cantando, agradécelo a el destino.
Ese día estuvimos ablando casi toda una hora y yo cantaba lo que él me iba pidiendo.
-Quiero ver si eres buena escribiendo canciones, no te preocupes tendrás todo el tiempo que necesites, pero eso sí en cuanto tengas algo, aunque solo sea una frase, muéstramela.
-Eso está hecho,¿sobre que quieres que sea la canción?
-Sobre lo que tu quieras. Bien, entonces ¿cuando nos vemos otra vez?.
-Pues yo mañana por la tarde salgo con mis amigos… Pero si hace falta que venga aquí estaré.
-No, no te preocupes,¿y el sábado por la mañana, puedes?
-Sí, el sábado sí.
-Bien pues nos vemos el sábado mi pequeña pero gran estrella.
-Hasta el sábado Juanjo-Le dije con una gran sonrisa.-
-Diviértete mañana.
-Gracias.
Cuando llegué a casa todo fue una avalancha de preguntas, me estuvieron haciendo preguntas sobre una hora y algo.
Me dí una ducha, acabé los deberes y me senté en mi cama con la guitarra en mis manos mano y una libreta para apuntar si se me ocurría algo para mi canción .Escribía y borraba una y otra vez frases, incluso palabras sin sentido, dejando ya la hoja raída.
Te doy mis palabras, para que…con tu amor soy…
Argg, ¡estúpida imaginación!
Mi canción. Que bien sonaba, aunque no encontrara las palabras adecuadas para escribirla .
Parece que la suerte me sonríe por fin, estoy trabajando en el mundo de la música y Jason quiere que ‘’le cante una canción’’ a él sólo. Vale, sí ya es hora de reconocerlo, Jason me gusta, o al menos, eso creo.

Al día siguiente en el instituto en cuando pude reuní a Sara, Lily y Alice y le conté todo lo que me pasó con el productor, decidí esperar hasta hoy, para ver como salía mi primer día con el.
Cuando se lo conté se pusieron las tres a pegar saltos y a abrazarme.
-Tía, ¡eso es genial!-Dijo Alice.-
-¿Genial? Es increíble.-replicó Sara.-
-Nos alegramos mucho por ti-concluyó Lily.
Cuando Alice y Sara se alejaron, fui a buscar a Lily para explicarle lo de Jason, no es que no pensara contárselo a ellas también, era sólo que no quería adelantar acontecimientos.
-¡Lily! espera, tengo que hablar con tigo.
-¿De que se trata?
-Ayer, esperando en la puerta del estudio apareció Jason, estuvimos ablando y me dijo que vendría hoy a la bolera con nosotros, pero eso no es todo me dijo que le gustaría que yo le cantase una canción a él sólo y al despedirnos me dio un beso en la mejilla, como si fuese mi amigo de toda la vida.
-¿En serio? Entonces ya no me tiene que confesar que le gustas, ya no necesito mas pruebas. Jason esta loquito por ti desde el día que te vió.
-¿Qué dices Lily, porque voy a tener que gustarle?.
-A ver cariño, que mas pruebas necesitas ¿Qué te pida de quedar? Además es que él siempre me esta hablando de ti y preguntándome por ti.
-Esto… Hemos quedado el sábado.
-¡Lo que yo te diga!, Estáis loquitos el uno por el otro-Dijo alejándose toda feliz y pegando saltitos-
Le gusto a Jason, las cosas no pueden ir mejor.
Fuimos a la bolera como siempre y Jason no me quitaba ojo, estuvo todo el tiempo a mi lado, haciéndome reír y además  hemos quedado en vernos mañana por la tarde. Cada día me gusta más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Crea tu mundo en un instante.